Me chupa la polla hasta correrme en ella y sigue enviciada, ¡no se detiene!

+ 0 12:40

Mi novia está empezando en esto del porno amateur y esta guarra me ha confesado que su sueño es llegar a ser una gran PornoStar, de hecho ya tiene nombre de puta: «Pornellia», no está mal, ¿Qué pensáis vosotros?, a mí me gusta, pero me gusta más ese vicio que tiene por chuparme la polla como toda una perra por las mañanas, aunque ese día en particular estaba tan enviciada la puta que por un momento pensé que me iba a dar un mordisco, por suerte su deseo era chupar y chupar mi dura polla babeando, haciendo una mezcla en su boquita entre su saliva con mi lefa, mi novia debía preparar el desayuno, pero como veis lo que la zorra quería llevarse a la boca era mi polla, me corrí más de una vez, no os daréis cuenta del momento de cada corrida por la desesperación de mi puta por comerme el rabo, joder… pero qué buena forma de empezar el día gracias a esta viciosa.